Veinticinco de diciembre

 
VEINTICINCO DE DICIEMBRE
 
 
Veinticinco de Diciembre
fun, fun, fun.
Veinticinco de Diciembre
fun, fun, fun,
un Niñito muy bonito
ha nacido en el Portal,
con su carita de rosa
parece una flor hermosa
fun, fun, fun.

 
 
 
 
126_2690
 
 
 
 
Ya estamos a veinticinco de diciembre (realmente cuando escribo esto aún es veinticuatro). A estas horas ya habréis empezado a cenar con vuestras familias y amigos, disfrutaNdo de selectos manjares reservados solo para estas fechas. ¡Os habéis dado cuenta que esta es la época más reglada del año? Se nos dice qué tenemos que tomar de entrantes, de platos fuertes, de postre; se nos dice qué cantar y qué música ha de sonar en las tiendas; incluso cuándo tenemos que salir y cuándo estar en casa con nuestras familias. Y lo peor es que si no lo aceptas eres un bicho raro.
 
Últimamente ha proliferado el grupo de personas que preferían qeudarse en un estado vegetativo desde el día 22 con el sorteo de la lotería, y despertar el 7, cuando empieza a cedar la resaca postnavideña. A mí, qué queréis que os diga, me parecen tonterías. Cierto que hay mucha hipocresía y tontería de por medio. También hay que aguantar a parientes coñazos que solo vemos una o dos veces al año, y que nos preguntan de cosas nimias, que ni a ellos ni a nosotros nos importan. Hay que hacer malabarismos en algunas familias a la hora de comprar regalos y de invitar a los parientes a la mesa, por los problemas derivados de las separaciones y las familias rehechas.
 
Sí, éstas son algunas de las pegas de la Navidad, pero a mí es una época que me encanta. Me trae muy buenos recuerdos. Y ya sea vista desde un punto de vista católico o laico, es una fiesta alegre, sin que la alegría se entienda como una oda al consumismo desaforado. Cierto que tenemos que ir a cenas o comilonas con gente con la que no hablamos el resto del año, y que para algunos este tipo de actitudes puedan parecer de "postureo". Para mí, lo importante es que se hacen. Que vaya quien quiera, lo fundamental es que es una excusa para poder reunirte con la gente con la que trabajas/estudias/pierdes el tiempo.
 
Es una época de cambios, nuevos proyectos, recapitulaciones, y, por supuesto de ocio (aunque con la universidad éste esté más diluído por el estudio). También algunos argumentarán que es todo hipocresía y cinismo. Vale. Pero, ¿a quién no le gusta recibir un mensaje de felicitación o un cariño de alguien que se ha molestado en acordarse de ti? Por mucho que se trate solo de un mensaje mandado en cadena, de procedencia insospechada en la mayor parte de los casos (sobre todo si es ocurrente).
 
Esto me recuerda la costumbre de salir en fin de año. ¿Por qué se sale en fin de año? Víspera de festivo, locales abarrotados, todo carísimo. Si no se sale, o es por un buen motivo o te miran raro. ¿Y lo raro no será gastarte el triple que en una noche normal? Y además en todas estas ocasiones especiales nunca pasa nada. Y salir con traje es elegante, bonito, pero acaba por hacerse incómodo. Aunque a mí no me importa llevarlo toda la noche, admito que esto puede ser cierto.
 
Creo que me he enrollado demasiado. Solo me queda por decir:
 
FELIZ NAVIDAD
 
 
126_2698
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi vida. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Veinticinco de diciembre

  1. david dijo:

    Feliz Navidad a ti también Joaco de Esmirna. Feliz año 2008 que será sin duda mejor.

  2. Viriato dijo:

          Yo, no me siento raro y no siento que me miren raro por no salir la noche del cambio de año. La verdad, tú, Joaco, siempre dándole más importancia a lo que piensen una masa de aborregaos de la que merece… Si no te conociese… Pero eres un gran tipo, aunque te obsesiones con algunas cosas. Por eso deseo que hayas tenido una buena Nochebuena y una muy feliz Navidad, aunque a mí, personalmente, se me hacen breves estas fechas. Es como si de pequeño durasen más… En fin.      Por cierto, estoy muy de acuerdo contigo: lo importante de la Navidad no es la diferencia entre lo que debería ser y lo que es, sino lo que es, porque al menos lo es. Es decir, que lo importante no es que tal vez deberíamos ser menos materialistas o ser mejores personas (qué también es muy importante), sino el hecho de reunirnos con la gente a la que queremos (o con la que vivimos, sencillamente) y pasar una tranquila velada con ellos. Que la Navidad sea una época de buenos sentimientos y mejores acciones más auténtica depende, en el fondo, de cada uno de nosotros.      Por otro lado, a mí me encanta que me feliciten, pero me desalienta un poco que lo hagan con una absurda carta en cadena. Las que son ingeniosas tienen un mínimo pase, pero no me transmiten nada. Y las que son simplemente tontorronas (por no decir estúpidas), esas me hacen perder el espíritu de estas fechas. Os quiero a todos y sé que algunos me tenéis algún afecto, así que no hace falta que mandéis chorradas. Si no tenéis tiempo, mejor nada que un producto superficial.      ¡Feliz Navidad a todos, jou jou jou!      Nos vemous.

  3. Joaquín dijo:

    Viriato y su sinceridad. Muy bien. Me ha gustado mucho tu comentario. Hablas de mis obsesiones (¿quién no tiene las suyas?), aunque el pensar en el qué dirán no crea que sea una de las más importantes. Y sí que se hacen más cortas que cuando éramos pequeños (¿será porque ahora le damos más importancia al tiempo? ¿Hacemos más cosas ahora?). En fin, Feliz Navidad a todos.
     
    P.D.: Opino como Viri, a mí me encanta que me feliciten, pero recibir mensajes clónicos o totalmente impersonales. Que uno tiene su corazoncito…

  4. Alfredo dijo:

       ¿No es todo esto un poco empalagoso? Me niego a felicitarte las fiestas bajo estas condiciones. Espero que logres sobrevivir al cambio de año sin que mueras de hiperglucemia, so almibarado de las narices.¡Atención! Este no es un mensaje en cadena, está especialmente escrito para ti. Agradécemelo como me lo merezco, esto es, con perruna obediencia y servil devoción a mi persona, a mis personas, a mi yo en conjunto… bueno, hacia mi dirección. Y si sigues las reglas de estas fehas es porque eres un hombrecillo sin personalidad. Aprende de Virus (que es lo que te dice él pero sin un envoltorio de diplomacia). Kisses.

  5. Ada dijo:

    Pues no sé, a mí lo que no me gusta de la navidad es que la exageración se empeña en hacerse notar con un esfuerzo más acusado que el resto del año. Me refiero al espíritu obligado de efusividad y amor al prójimo, por un lado, y a la pseudorrebeldía de "no te doy un beso ni te hago un regalo porque es navidad" por el otro. Es como si en estas fechas, "en que reinan la paz y la armonía", hubiera una guerra por demostrar lo conformista o inconformista que uno sea.
    Incluso Los Reyes Magos y Papá Noel están enfrentados, si Jesusito levantara la cabeza…
     
    Así que, sin críticas ni aspavientos, os deseo una Feliz Navidad a todos. Ah bueno! y un Próspero Año Nuevo, por supuesto xd.

  6. Joaquín dijo:

    ¿De verdad te parece tan almibarada y pastelosa la entrada? Y si pretendes que por tus quejas me arrodille ante ti, oh amo y señor de la locura llevada al extremo, no lo haré. Llámalo rebeldía. O estupidez. Qué más da. Que cada uno le busque a las Navidades el sentido que quiera. Para eso están. Va a tener razón Ada con sus dos bandos enfrentados. Fuera bromas, feliz Navidad para todos.

  7. Alfredo dijo:

       No, era solo por meter el dedo enel ojo. Y tú ya estás arrodillado ante mí, lo que pasa es que como yo estoy tumbado no te has dado cuenta. Que me aspen si lo entiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s