Los tres mosqueteros: IV. El Club Dumas

 

 

LOS TRES MOSQUETEROS: 

IV. EL CLUB DUMAS

 

 

Ahora y para finalizar (eso creo) voy a hablaros de Dumas después de Dumas. Arturo Pérez-Reverte escribió una novela que se llama El Club Dumas. El protagonista es Lucas Corso, un buscador de libros que tiene como trabajo comparar los tres únicos ejemplares de un libro que se llama Las nueve puertas, con el que se puede invocar al demonio; y autentificar un manuscrito de Dumas de uno de los capítulos de Los tres mosqueteros. Durante todo el libro estas dos historias se entrecruzan de una manera magistral.

 

 

 

 

 

 

 

Arturo Pérez-Reverte

 

 

 

 

Mientras leía Los tres mosqueteros, me puse a releer este libro, que todo él es un guiño continuo a la literatura en general, y a la del S. XIX y folletinesca en particular. De hecho cada capítulo tiene el título de un capítulo de una novela del diecinueve (sobre todo de los mosqueteros) y pequeñas citas de esas novelas. Los guiños también se extienden a los personajes, hasta tal punto que hay una Milady y un Rochefort (que se comportan como sus homónimos literarios) y una Irene Adler (ésta es La Mujer, según Sherlock Holmes, su único "amor") como compañera de Lucas Corso. Y el demonio que lee El demonio enamorado.

 

Es un buen libro, para mí de los mejores de Reverte. Como novela de aventuras no tiene precio. Mejor que todos esos código da Vinci que vinieron después. Os la recomiendo.

 

A partir de la novela, Roman Polansky hizo una nefasta película, La novena puerta, solo centrada en la historia de Las nueve puertas. Es mala por las interpretaciones (Johnny Deep no está en su mejor papel), y porque hacen lo que les da la gana con la historia, a mi juicio empeorándola. Y eso que ví la película antes de leer el libro, que si lo llego a hacer después…

 

 

 

 

 

Cartel de La Novena Puerta

 

 

 

En el libro se nos habla de un club un tanto especial: el Club Dumas. Todo empieza cuando uno de los personajes descubre de casualidad los manuscritos originales de Los tres mosqueteros. No salieron a la luz porque se le apareció un obstáculo moral: Maquet era el verdadero creador de la historia. Dumas solo insufló vida a la materia prima. El libro se compone de 67 capítulos, y a cada miembro se le da un capítulo. Como dice en la novela:

 

Es un club de admiradores incondicionales de las novelas de Alejandro Dumas y del folletín clásico y de aventuras, que rescata a autores y obras olvidados, fomentando su reedición y difusión bajo el sello Dumas & Co.

 

Entre sus miembros están un profesor de Semiótica de Bolonia y la duquesa de Alba. Se reúnen una vez al año el primer lunes de abril en Meung-sur-Loire (el día y el lugar donde empieza Los tres mosqueteros).

 

Es un juego literario y nostálgico que rescata algunas viejas lecturas y nos devuelve a nosotros mismos tal como éramos; con nuestra inocencia original. Después uno madura, se hace flaubertiano o stendhaliano, se pronuncia por Faulkner, Lampedusa, García Márquez, Durrel o Kafka. Nos volvemos distintos unos de otros; incluso adversarios. Mas todos tenemos un guiño de complicidad al referirnos a ciertos autores y libros mágicos, que nos hicieron descubrir la literatura sin atarnos a dogmas ni enseñarnos lecciones equivocadas. Ésa es nuestra auténtica patria común: relatos fieles no a lo que los hombres ven, sino a lo que los hombres sueñan.

 

Me gusta este párrafo. Es una especie de recuerdo nostálgico pra todas esas novelas del diecinueve que son las primeras que se suelen leer: Dumas, Verne, Stevenson, Conan Doyle,… Lecturas ingenuas e inocentes, más territorio de los sueños e imaginación (todos los protagonistas son superhombres), que de la realidad.

 

 

 

 

 

El Club Dumas

 

 

 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los tres mosqueteros: IV. El Club Dumas

  1. Alfredo dijo:

    Hola Joaqui-Joaco! Ya has sido contestado en mi página. Sí el "Club Dumas" es una novela entretenida. La leí en el insti creo, y me absorbió de una forma bestial como hiciera "La tabla de Flandes" (quizás por esos ingredientes de novela gótica). Posiblemnte junto con "La piel del tambor" y el fantástico desenlace de "El maestro de esgrima" constituyal lo mejor de la pluma de Reverte. Respecto a la película (adaptación cinematográfica es un término que no me convence mucho) matizaría que sin ser una de las grandes obras de Polanski (director que a cada nueva revisión de su obra me decepciona más y más) la ambientación es un punto a favor. Y yo no creo que la interpretación de Depp sea mala, ni la de Segnier. Al contrario. lo que sí es que no tienen nada que ver con el libro y los personajes son más planos.

  2. Irene dijo:

    Debo ser la única persona de España que no ha leído ninguna obra de ese semidiós al que llamáis Reverte, espero no merecer la muerte por ello. Sí he visto la La novena puerta, y aunque supongo que se podía haber hecho algo mucho mejor, a mí me parece bastante potable, y por lo menos es entretenida, que no siempre es fácil. El tiempo que invertí en ver la peli (unas cuantas veces) lo podía haber empleado en leer la novela, que no me cabe la menor duda que será mejor, pero cada uno en su estilo. Las adaptaciones o los "basado en…" nunca son comparables a las novelas, más que nada porque los recursos que puedes utilizar en una pantalla no son los mismos que los que puedes utilizar mediante la palabra. Que yo recuerde no había ninguna referencia a esos manuscritos de Dumas, aunque bien pudo ser porque estaba más pendiente de Johnny que del argumento.
     
     

  3. Irene dijo:

    ¡¿Dios mío, que ha ocurrido!? ¡Se han multiplicado! ¡¡¡Lo siento!!!  

  4. Joaquín dijo:

    Como hablamos Anido y yo el otro día, El Club Dumas (y en general toda la obra de Reverte) es novela de aventuras, que es realmente el mayor logro de este autor. No he leído ni la La piel del tambor ni El maestro de esgrima. La tabla de Flandes es más normal (del tipo Código da Vinci), y de la saga de Alatriste, las mejores son la tercera (El sol de Breda) y la sexta y última hasta el momento (Corsarios de Levante). Esta retaíla de libros de Reverte es para que te dés cuenta del enorme vacío cultural que tienes, mi clónica Irene (repetiste incluso el mensaje disculpándote). Y aunque te fijaste en Johnny, es normal que no hayas podido ver nada de manuscritos de Dumas, porque no salen en la película. Creo que lo pongo en la entrada. Y sí, en general als adaptaciones siempre flojean. Hay exceciones, raras, como Lo que el viento se llevó (la novela creo que es infumable), pero no es habitual.
     
    Y la interpretacion de Deep no es mala. Como tú dices, Alfredo, es plana, desganada. Como todos los demás actores.
     
    P.D.: Irene, ¡al fin conseguiste poner las fotos de Francia! ¿Por qué las del jardín de plantas tienen al final del pie de foto "a", "ae", "g",… ¿Te intentabas comunicar con alguien/algo mientras lo escribías?

  5. david dijo:

    Hola.
     
       Me gustó mucho tu crítica del libro, creo que lo voy a colocar en la cola de los libros que debo leer, aunque últimamente se me esta amontonando el trabajo porque debo de tener pendiente tres o más entre los que están las memorias de kissinger o la Democracia de Sartory… en fín que tras ellos y cuando mi cerebro esté hecho fosfatina emprenderé la lectura de los amantes de los clásicos que creasn sociedades secretas. Además con lo que te gustan las sociedades secretas y todo lo que mora en la sombre, no me extraña a mi también. Supongo que como a todo el mundo siempre que esté metido en el secreto en cuestión.
     
    Gracias por la recomendación.

  6. Viriato dijo:

          Yo también leí El Club Dumas y recuerdo que me gustó mucho. Como vosotros decís, es una buena novela de aventuras, sin más, algo que admiro profundamente. En cuanto a la obra de Pérez-Reverte, en su conjunto, creo que también responde perfectamente a esta definición: es pura aventura. En un estilo un tanto diferente, La tabla de Flandes (a mil jodidas millas de El Código Da Vinci, por cierto) también es una novela entretenida. De El maestra de esgrima y de La piel del tambor, no puedo decir nada porque aún no las he leído, mientras que las novelas del capitán Alatriste son otro ejemplo claro de lo ya dicho. Pérez-Reverte es, a mi juicio, un gran escritor de novelas de aventuras (no expondré aquí mis simpatías hacia él como articulista o columnista u opinionista) y le hace un gran bien a la narrativa en general. Deseo que siga escribiendo durante muchos años y siga dando a muchos jóvenes (y no tan jóvenes) buenos motivos para leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s