Los tres mosqueteros: I. En garde!

LOS TRES MOSQUETEROS
 
I. EN GARDE!
 
 
Acabo de terminar Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas. Antes, hace ya muchos años, había leído El conde de Montecristo, novela que me había encantado en su momento. Con Los tres mosqueteros tenía una deuda pendiente y este verano quedó saldada. No os voy a contar nada de los mosqueteros que no sepáis o que la serie de los Mosqueperros no haya adelantado ya. Lo que voy a hacer es introduciros en qué hay detrás de todo esto y en la vida de ese gordo forrado que era Alejandro Dumas padre. He puesto para acompañar al texto las ilustraciones originales de Maurice Leloir de la primera publicación en Le Siècle en forma de folletín.
 
 
 
 
Empecemos desde el principio: Los tres mosqueteros es la primera parte de una trilogía que se completa con Veinte años después y El bizconde de Bragelonne. Supongo que con el tiempo me las leeré, aunque no tengo buenas experiencias con las continuaciones de Dumas. La obra empieza con D´Artagnan, un joven gascón, que quiere hacerse mosquetero. En el pueblo de Meung tiene un encontronazo con el conde de Rochefort y se hacen enemigos mortales (más bien él de Rochefort, porque lo que es Rochefort pasa bastante de él). Luego en París conoce a los tres mosqueteros: Athos, Porthos y Aramis. Y a partir de aquí empieza todo. De aquí al final es una sucesión de aventuras e intrigas políticas contar el cardenal Richelieu.
 
 
 
 
 
 
Hasta este momento tenemos todos los elementos de una novela folletinesca: unos héroes más o menos esbozados (son muy arquetípicos) y un villano supremo que está detrás de todo lo que les ocurre. Los tres mosqueteros y D´Artagnan (no son "los cuatro mosqueteros" porque D´Artagnan forma parte de los guardias del señor Des Essarts antes de ingresar en los mosqueteros) son personajes muy simples: cuando pone a Athos como solitario y misógino, para nosotros es solo un borracho (se pasa toda la novela bebiendo vino español); Porthos aparentemente es impulsivo, pero en realidad parece idiota (no tiene ninguna idea en toda la novela); mientras que el religioso y enamoradizo Aramis no es más que un hipócrita conspirador. D´Artagnan no sale mejor parado: es tacaño, para acostarse con Milady se hace pasar por otro y es cabecilla del grupo aun siendo el más joven (cosa nada difícil viendo cómo son los otros).
 
Pero el mayor acierto son los villanos: a Richelieu nos lo presentan en pocas escenas y muy dosificado, pero todas las veces que aparece tiene grandes discursos, en los que siempre deja bien parados a los mosqueteros,a los que admira. Rochefort sale poco, es más bien lo que mueve a D´Artagnan a actuar, pero no tiene mucha relevancia directa en la novela.
 
 
 
 
Milady es otra cosa. Es, para mí, el único personaje moderno de la novela. Sin desvelar nada importante, es la que está mejor trazada: sus problemas internos, sus odios. Es una belleza manipuladora que no duda en vender su cuerpo para matar o medrar, algo muy contemporáneo eso de jugar con la sexualidad. Está muy detallada su historia y sus conflictos en un mundo de hombres. Es el mejor personaje, sin duda.
 
 
 
 
Otro problema de la novela es que le sobra metraje. Y aquí es donde se nota más su origen folletinesco. Sobran muchas escenas, y capítulos que son un calco unos de otros. Además es tan descarado que Dumas no revisaba los papeles que hay personajes que cambian de nombre, fechas que saltan, lugares que cambian de sitio (ahora nos citamos aquí, cuando antes dijimos allá). En fin. Pero no os engañéis, es una buena novela. Puede que al principio se tarde en entrar, merece la pena.
 

 
 
 
 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s