El heraldo de Esmirna

 
 
 
EL HERALDO DE ESMIRNA 
 
Nº 1    Año I
 


Un gato es capaz de predecir la muerte
 
Oscar ha sorprendido a los médicos del Steere House Nursing and Rehabilitation Center en
 
Providence, Rhode Island. Y no es para menos. Según se lee en el artículo publicado en la revista New England Journal of Medicine, Oscar el gato es capaz de predecir cuando un residente de dicho centro va a morir. Y es que cuando recogieron a Oscar de la calle y lo adoptaron como mascota, los médicos no suponían los "poderes" del minino. Ya saben que cuando se sube al regazo de uno de los internos de la tercera planta, éste no puede tener peor augurio. Su muerte está cerca. Esto sirve a los médicos para que puedan avisar con tiempo a sus familiares y prepararlos para el desenlace.
 
 
 
Oscar el gato
 
 
Hasta el momento no se sabe qué es lo que Oscar huele, porque cuando entra en una habitación gira la cabeza a un lado y a otro para olisquear y si nota algo que le llama la atención se queda y se sube al regazo del inquilino. Si no nota nada, pasa de largo. Algunos médicos han postulado que debe tratarse de una feromona presente antes del momento de la muerte. Pero de momento nada es seguro.
 
 

EMPIEZA LA CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE DE CALATRAVA EN VENECIA

 

El pasado sábado empezó la construcción en Venecia del "Cuarto puente" o "Calatrava´s bridge", el cuarto puente que cruzará el Gran Canal de Venecia. Y la operación no está exenta de riesgos. Pero empecemos desde el principio. El periódico italiano La Repubblica decía que la estructura de Calatrava no resistiría, pues simplemente es una parábola sobre el Gran Canal.

 

                                

                                           Aspecto que tendrá el nuevo puente cuando finalicen las obras

 

Y a pesar de que el arquitecto haya negado todo lo dicho por el diario italiano, el miedo se olía el viernes en Venecia. El proyecto tardó en consolidarse once años y desde hace más de 125 años no se construye ningún puente en el Gran Canal. Además el proyecto tuvo reformarse, pues un colectivo de minusválidos se quejaba del planteamiento del futuro puente peatonal.

Santiago Calatrava

Pero el mayor problema es la construcción del mismo. En una ciudad formada por más de un centenar de islas, la única posibilidad de trasladar las bases del proyecto era a través del propio Gran Canal. Y esto fue lo que mantuvo en vilo a los venecianos. Cada uno de los sillares o bases del puente pesa 85 toneladas y tuvieron que ser transportados en una barcaza. El problema es que tuvieron que pasar por debajo del puente del Rialto, el más antiguo de la ciudad, toda una institución en sí mismo.

 

                           

Vista aérea de Venecia, donde se indica la ubicación del nuevo puente y de los tres ya existentes

 

 

Puente del Rialto

 

El trayecto empezó en el puerto de Marghera y de ahí a la Punta de la Aduana, frente a la plaza de San Marcos. Y aquí empezó la odisea por el Gran Canal. Se calculó que tardarían en atravesar el Rialto dos horas, y sólo tardaron media hora. El alcalde de Venecia, Massimo Cacciari, tuvo que seguir a Susana, que así se llama la barcaza, desde una lancha de protección civil para tranquilizar a sus conciudadanos, que se agolpaban a las orillas del canal y sobre el Rialto para seguir de cerca toda la operación. Tuvieron que esperar a que estubiera marea baja para facilitar el paso. Pero aún así, debido al peso de las estructuras, sólo pasaron a 10 cm del fondo del canal. Eso no importaba con tal de no rozar el Rialto. Según Salvatore Vento, ingeniero responsable del proyecto: "pasamos bajo el Rialto a la velocidad de un anciano, piano, piano".

 

                                             

Momento en que Susana pasa por debajo del Rialto

 

Pasado ese escoyo, a las 2:20 (casi tres horas antes de lo previsto) se llegaba a la Piazzale Roma, donde empezaría la construcción del puente. El domingo se ensambló el otro extremo en la orilla de Santa Lucía.

 

                                                    

                              Trabajos de la construcción del puente

 

Entre el 7 y 8 de agosto se desarrollará lo más duro, transportar el arco central, de 60 metros de longitud y 250 toneladas de peso. Por eso dice Vento: "esta prueba ha sido un juego de niños si se compara con lo que nos espera… La aventura aún no ha concluído". Y entre el 13 y 14 de agosto se montará la estructura, formada por 74 vértebras de acero. Si todo sale según lo previsto se podrá inaugurar a finales de este otoño el puente de 94 metros de largo por casi 10 de ancho. El coste de la obra es de 6´4 millones de euros.

 

Maqueta del proyecto

Más información en: http://www.calatrava.com/main.htm

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El heraldo de Esmirna

  1. Alfredo dijo:

    Ángel y yo tenemos la teoría de que el gato es un foco infeccioso en ese hospital. En mi planta no hay gatos así que no podré hacer estudios de campo, de momento….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s