París, París

 PARÍS, PARÍS
 
 
Me apetece escribir una entrada sobre París (y más ahora que estoy recién llegado de allí), pero no sé cómo. No quiero que sea una especie de diario del viaje, en plan: el primer día vimos tal y tal; y esto es tan bonito. No tienes sentido porque algunos ya habréis estado en París y ya sabéis lo que es. Y los que no la conozcais, os recomiendo la visita, porque es una verdadera obra de arte hecha ciudad. Más que esto quiero contar mis impresiones sobre el viaje. Así que no esperéis encontrar unas memorias al uso.
 
Para ser un viaje planificado muy sobre la marcha salió muy bien. Y digo muy sobre la marcha, porque Santi se unió a nosotros cinco días antes de salir, gracias a que se conectase al messenger en el mismo momento en que yo lo estaba y le convenciese para venir. El resto eran Nulo y David. Nulo fue el artífice del viaje. De hecho en principio íbamos a ir él, su primo y yo. Falló su primo y convenció a David para venir.
 
 
 
 
 
 
 
¿Y qué fue el viaje? Un periplo constante de hotel en hotel (cuatro hoteles para cinco días está bastante bien). Y sólo los hoteles merecen ser comentados. El primero estaba bastante bien, pero lejos. Era el típico hotel para excursiones del instituto, que ofrecía un mínimo de comodidades, pero sin más. Era de la cadena Campanile.
 
Como preferíamos algo más céntrico, pasamos a otro cerca de la Estación del Este, llamdo escuetamente Hotel des Voyayeurs (Hotel de viajeros). El nombre era un claro eufemismo con viajero/inmigrante. El resto de los clientes hacían gala de lo multicultural del París de hoy en día. Un horror, vamos. Y no lo digo con ánimo racista, ni mucho menos. Me quejo de las instalaciones del hotel, de su suelo desnivelado, de su baño de campamento de refugiados. A mí el resto de la clientela me daba igual, con tal de tener asegurada mi vida, la cual no estaba muy segura. Exageraciones aparte, el hotel no era el mejor sitio para pasar cuatro noches y buscamos una alternativa mejor. Además a Santi, el hotel no le hizo mucha gracia y empezaron a aflorar en Nulo sentimientos excesivamente arios, después de ver a una madre negra amamantar a sus hijos.
 
El siguiente y mejor hotel era de la cadena Ibis. Estaba a unos escasos cientos de metros del anterior y prácticamente costaba lo mismo (sí, éramos unos pardillos). La estancia fue ciertamente agradable, pero teníamos un problema: no tenían sitio para la última noche. Vuelta a empezar. Pero el agradabilísimo personal del hotel nos buscó habitación en otro hotel de la misma cadena situado a unos cuantos metros de éste. ¿Qué podía fallar?
 
Que los muy ineptos hicieron mal la reserva y sólo reservaron una habitación doble ¡para cuatro personas!. Ya me veía recorriendo por la noche las calles de París con las maletas, porque, a todo esto, nos dimos cuenta del "error" por la noche al volver. Afortunadamente nos dejaron dormir a los cuatro en la misma habitación. Y me tocó recaudar por ahí mantas y sábanas para hacernos más llevadera la noche.
 
Esto sólo por los hoteles. Otro símbolo fue El cerrojo.
 
Los que hayáis visitado el Louvre, os habréis dado cuenta de que hay dos museos en él. La planta baja, en la que apenas se puede ver nada, mientras sorteas riadas de turistas de las más diversas clases y estirpes; y la parte de arriba. Éste es otro mundo. Salas medio vacías, todas ellas con verdaderas joyas, y sin aglomeraciones para disfrutarlas. En la sala de pintura francesa del S. XVIII, hay un pequeño cuadrito, que apenas llama la atención. El cerrojo, de Fragonard.
 
 
 
 
 
 
 
El cuadro representa a un hombre que entra furtivamente en la habitación de una mujer por una puerta escondida en la pared. Con el brazo derecho echa el cerrojo que da nombre al cuadro, mientras que la otra, sugeta a la mujer. Ella no se sabe si está desmayada o "se deja hacer", porque está con los ojos cerrados, pero con los brazos intentando zafarse del hombre e impiediendo que eche el cerrojo. Además en la mesa que está junto a la cama hay una manzana, símbolo del pecado y lo prohibido, todo ello para más inri.
 
Éste, es uno de los muchos cuadros de tema erótico de la época. Pues el caso, es que nos hizo mucha gracia, ya sea porque el personaje principal se parezca a Nulo o a mí mismo. Nos gustó tanto, que nos compramos en la tienda, reproducciones del mismo. Y lo gracioso es que mientras las de otro cuadros se veían más agotadas, el taco de es cuadrito estaba casi intacto y ¡nosotros comprábamos tres de golpe!
 
También podría hablaros de otras cosas del viaje, pero no quiero aburriros más por hoy. Además, he dejado las fotos, que por sí solas son bastante representativas de todo. Si hay algo más a comentar, se os hará saber.
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a París, París

  1. Irene dijo:

     Joako,cuida esa ortografía por Dios

  2. Ada dijo:

    Ultimamente reboso París! Terminé hace poco un libro cuya acción transcurría allí y con tanto hablar de "bistrots" y "brasseries" me entraron ganas de ir. Ahora entro aquí y me encuentro otra vez con París. Yo también quiero ir!! xD
    ¿Qué le pasó al pobre José María? ¿Lo castigó Nulo? xD Buff, no me quiero imaginar a Nulo sufriendo en el hotel mutirracial xD. Bueno… me parece que tampoco quiero imaginarme la historia del cerrojo jajajja.
    Por cierto, tenéis muy pocas fotos de noche, no? A mi me da muchísima envidia ver a gente como nosotros sentada en plazas o en locales cuando voy de viaje con mis padres. Creo que lo más bonito de viajar es cuando llegas a un sitio en el que de verdad ves la vida de la ciudad al margen de todos los rollos turísticos.
     
    Besiños!

  3. Alfredo dijo:

       Enhorabuena, una entrada muy amena… entre ésta y las tropecientas fotos que colgaste y que me tragué una detrás de otra ya es casi como si fuera el quinto miembro de laexpedición 😉 Y no te quejes del hotel multirracial, que te cuente David nuestras múltiples aventuras en el albergue D´artagnan y verás lo que es temer por la seguridad y ser pardillos.
     
    P.D. No hagas caso a esa Ireneexposito. El superhombre nietzscheano vuela libre  de cadenas por encima de las convenciones sociales y la ortografía no va a ser una excepción. Biba la livertá y los superombres llupiiii!!!!

  4. Viriato dijo:

     
          ¡Cuánta gente de bien por aquí! Dejando al margen al escritor de esta amenísima entrada (por razones que os dejo imaginar), es un placer veros por aquí, Puy, Ada e Irene. Me referiré a los tres:
     
          Será porque no me he fijado bien, Cadáver, o porque ya me he acostumbrado a la falta de seriedad de Joaco a la hora de presentar su blog, pero el caso es que ni me he dado cuenta de las faltas de ortografía. Lo que me sorprende es que en vez de saludar y decir qué tal te va hayas entrado y salido sin decir nada más que eso. ¿Andas muy aburrida?
     
          Coincido con Ada, por otro lado, en lo que dice de que le da mucha envidia ver a gente como vosotros viajando libremente cuando va con sus padres. A mí, en cierta medida, también. Sé que debería haber hecho este viaje con vosotros, chicos, pero no me lo merecía. Sencillamente, ni me habría sentido moralmente justificado para pedir permiso en casa, ni para hacerlo. Aún así, dudo que me hubiesen dejado. Creo…
     
          Puy, a ti ya te diré algo en tu propio especio, que… Hay que ver.
     
          En cuanto a Joaco, al que no voy a dejar de mencionar aunque ya se lo haya dicho todo el lunes, cuando quedamos él, Chalecos y yo, pues decirle que espero verle pronto (para tomar algo, por teatro, etc.), que estudiaré mucho como me ha pedido (o eso intentaré) y que me alegro mucho de que lo hayan pasado tan bien en París. Qué envidia.
     
          Y a todos, ¡ya nos veremos! Algún día.
     

  5. José dijo:

    "y empezaron a aflorar en Nulo sentimientos
    excesivamente arios…"

    Cuando vimos a la "Matrona"; etiqueta que le pusimos a la señora que
    sin ningún pudor amamantaba a su prole, mientras 8 individuos de raza negroide,
    se gritaban en un tono más que elevado y en una lengua subsahariana, todo esto
    con la puerta abierta de par en par, no fuí yo el único que se dio cuenta del
    lugar donde habíamos caído…

    No se a vosotros, pero a mi, dormir al lado de una "Cama Caliente"
    para inmigrantes, protegido exclusivamente por una puerta que no cerraba del
    todo bien, no me da mucha seguridad.

    No me hubiera extrañado despertarme con un riñón de menos…

    De todas formas consideré mas peligrosa la ultima noche, en la que tuve que compartir
    suelo con Joako.

     

    Ahí si que estuve en peligro, pero esta vez no era el riñón
    lo que podía perder, si no la virginidad…

    Bromas aparte, un viaje espectacular.

    Estoy escribiendo algo que publicare en breve en:

    http://www.cronicasdesdesantaelenea.blogspot.com

     

    Un abrazo

                                 
    José Martínez

  6. Joaquín dijo:

    Queridos todos:
     
     Ahora que tengo algo de tiempo despues de mis múltiples viajes, os contesto a todos.
     
    Querida y exigente Irene, ya están corregidas todas las faltas de ortografía (o eso creo). Y las tales faltas, eran errores. Si pongo vaja, se ve claramente que quiero decir baja, y es un eror que se me pasa por alto al leer tan rápido al revisar la entrada. De todos modos, gracias por la observación. Aunque a mí me gustan más los comentarios sobre el fondo, y no tanto sobre la forma.
     
    Querida Ada, hay pocas fotos de noche porque no me gusta llevar la cámara por la noche por razones evidentes y porque suelen salir peor las fotos. En cuanto a por qué no vino Jose María es Nulo quien tiene la repuesta. Pregúntale a él. ¿No conoces París? ¿Qué libro estabas leyendo?
     
    Querido Alfredo: ¡Biba la libertá! Y nunca mejor dicho.
     
    Querido Viri, ¿a qué falta de seriedad te refieres? ¿A que apenas repaso? ¿Que publica las entradas sin más? Como ya te dije, esfuérzate más este año para que tu conciencia no te impida ir con nosotros en el hipotético viaje del año que viene. Y estáis todos invitados, Alfredo, Ada e Irene.
     
    Querido Nulo, publica de una vez tu visión del viaje. Has sido un gran compañero de viaje.
     
    Gracias a todos por los comentarios y nos vemos en la siguiente entrada.

  7. Carlos dijo:

    Buenas Joaco!
     
    Joder, si llego a saber que al final el viaje se hubiera visto tan reducido, yo a lo mejor me hubiera apuntado con gusto. Pero la distancia y la incomunicacion por internet me han dificultado enterarme de las modificaciones del viaje. Espero poder acompañaros en proximas aventuras, a ver si hay suerte. Al veros en las fotos me doy cuenta de que hace siglos que no os veo, y os echo de menos, que carajo! Bueno, pues eso, que a mi tambien me dais una envidia tremenda, me alegro de que lo pasarais bien. Hasta la proxima!
     
    Pdta: Irene, podras comprobar que no he puesto NINGUN acento, espero que no te den ataques epilepticos al leerme 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s